OFF familia’s y Borogobio

Estándar

OFF-FAgresor7blog
Ayer fui a ver OFF familia’s con Gustavo (González, la otra parte de los Gustavos). La compañía Gorogobio la estrenaba en el Centro Cultural El Madroño de Vicálvaro. Llegamos en moto, vimos la obra y nos fuimos enseguida, sin ni siquiera saludar a los actores. Esto no hubiera tenido nada de extraordinario si OFF familia’s no la hubiera escrito yo. Maguy Magán, la directora, me escribió un mensaje a las tres de la madrugada. Estaba preocupada. No sabía si es que sencillamente tenía prisa o que había salido horrorizado de la sala. Le contesté con el siguiente mensaje:

Tranquila, Maguy. Ni mucho menos me he quedado horrorizado, como dices. El motivo de mi marcha era estrictamente personal. Un problema familiar. Mi chica no se encontraba muy bien de ánimo y no quería retrasarme. Me supo mal marcharme tan pronto. Sobre todo, porque imaginaba que podía quedaros a ti y a los actores esta sensación. Lo siento, de verdad. No era mi intención. Transmíteles, por favor, mis excusas.

Respecto a la obra, sé de las dificultades técnicas a las que uno debe enfrentarse. Es algo que no hay que valorar, que hay que obviar. No sois responsables de ello. No sois los técnicos. Sólo sois responsables de vuestro trabajo y éste me pareció muy digno. Tengo que confesarte que el tono clown que le habéis dado a la obra me sorprendió al principio. Pero es verdad que el texto puede admitirlo (quizás Ojos no del todo, no sé. El bus, sin duda, completamente). Me gustaron muchas cosas. Me gustó, por ejemplo, la escena del encuentro de La Víctima y El Agresor. Me gustaron las aportaciones a El bus: el micrófono, los walki-talkies, la exploración humorística del texto y su imbricación en la tragedia. Me gustó la sensación extraña que esto produce. No obstante, hubo cosas que no me gustaron, evidentemente. No me gustaron, por ejemplo, ciertas explicaciones que hacían reiterativa la historia, ciertos suvbrayados, a mi modo de ver innecesarios, y que contradicen la esencia del texto: hay que dejarle espacio al espectador para que intervenga, para que explore él mismo en la interpretación del espectáculo. Quiero decir, que no hay que dárselo todo hecho.

Pero es un primer contacto con el público. Así hay que tomarlo. Seguro que la siguiente función os saldrá redonda. El esfuerzo de los actores, sencillamente encomiable. Falta rodaje, claro, sé que sois conscientes. Pero, joder, era una primera función.

Respecto al miedo que tenías al público del Centro Cultural que se desprendía de tu anterior mensaje… De algún modo hay que felicitarse. El móvil sólo sonó al final (yo ya pensaba que habías exagerado). Y sonó con un tono muy propio del lugar. —¿No era España cañí?

Te insisto, Maguy, a por la próxima función con la frente muy alta por el trabajo realizado. Yo no puedo por menos que estaros agradecido por el interés, el respeto y la creatividad que habéis mostrado ante mi texto que, seguro, tiene carencias.

Respecto a los actores, me gustaría dirigirme a ellos individualmente para arreglar de algún modo mi falta de cortesía. —¿Podrías facilitarme sus e-mail? Te lo agradecería mucho. Por otra parte, —¿por qué no os venís todos a ver En Negro al Janagah el próximo jueves? Podríamos charlar después de la función.

Besos.
Gustavo

Hace un par de años montamos OFF familia’s desde Janagah Teatro con la dirección de Gustavo González. La propuesta era totalmente distinta. Yo la vi crecer desde el principio. Sin duda, he asistido a esta nueva puesta en escena de la obra por parte de Borogobio con ciertos prejuicios. Pero, salvándolos todos, queda una sensación agradable. Mágica, quizás. Detrás de un mismo texto hay otros muchos por descubrir. —¿No es lindo eso? —¿No es mágico?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *