La invasión de los niños mutantes

Estándar

niños-mutantes
Aparto la mirada del ordenador y siento deseos de gritar. Cierro los ojos e imagino sus caras inocentes. Apenas son proyectos de hombres y mujeres. Reconozco en mí esa sensación que nunca me ha gustado: una mezcla de miedo y pena. Estoy preocupado. Por dos cosas que, en cierta manera, son la misma. Mi blog ha sido invadido por niños y adolescentes que quieren dedicarse al showbiz y que me demandan y suplican consejos e inexistentes oportunidades para -exclusivamente- convertirse en famosos. Ando preocupado por lo del blog: yo no quería un blog-consultorio-elenafrancis. Pero ando aún más jodido al comprobar esta necesidad de los chicos y, sobre todo, las chicas por hacerse famosos. No por ser actor o actriz (un vicio como otro cualquiera), sino por ser famoso, por salir en la tele. Ni siquiera en series de ficción, —¡sino en anuncios publicitarios!

Sólo hay que echarle un vistazo a los comentarios que dejan en el post Casting para asaltar la tele para que a uno se le pongan los pelos de punta. —¿Qué mierda de mundo es este en el que los sueños de los chicos y chicas se reducen a esto? Hasta ahora he borrado de sus comentarios los e-mails y los teléfonos móviles (esto de internet tiene sus peligros y en la red parece que también acechan hombres del saco) y he intentado disuadirlos de que siguieran escribiendo. Primero con comentarios paternales del tipo hay que formarse y tal y después poniéndome seco y antipático. Pero, en ambos casos, sin llegar al fondo del asunto: no me atrevo a darle consejos a nadie para que elimine sus sueños por muy aberrantes que me parezcan. En el futuro creo que directamente los eliminaré. Los comentarios, digo. Supongo que no lo he hecho aún por una insana curiosidad sociológica que no puedo evitar. Sin embargo, debemos hacer algo para enfrentarnos a la invasión o todos terminaremos devorados por ellos, como en El pueblo de los malditos (fotos), como en —¿Quién puede matar a un niño?.

7 comentarios en “La invasión de los niños mutantes

  1. maria jesus

    x favor ayudeme a ser algo aser pelis novelas tu k eres tan famoso estoy mu mal to dicen k con 12 añso no puedo aser pelis y yo se lo prometi a mi abuelo antes k falleciera xfavor ayudeme se lo suplico mi numero es(…)

  2. Mamá, yo quiero ser famosa

    Mi consejo es sencillo: pasa totalmente de estos trolls, de hecho, corta el fenómeno de raíz y cierra los comentarios de esa entrada. Si no, nunca alcanzarás la paz (¿detesto ser paternalista?). 🙂

  3. Por más que lo intento no logro comprender a una buena parte de los adolescentes de hoy.

    Quieren ser famosos, pero ¿por qué? ¿En tan alta estima tienen a los personajes que salen en la televisión basura? ¿De mayores quieren ser los nuevos Dinios, Pantojas y demás?

    Triste, muy muy triste 🙁

  4. jose luis fernandez

    querido gustavo ,soy jose luis no se de que te asustas ,te acuerdas cuando yo te decia que la telivision era una dañina maquina de destruir mentes,tu me decias que era como una vieja asustada que era un paranaoico,que mis pensamientos era el fruto de mis depresiones y que veia fantasmas por todos lados .recuerdo que tu decias que habia que ver las cosas del mundo de la television con calma,instrumentalizar los medios para formar a la gente,pues ahora que los primeros cadaveres flotan sobre las aguas ten la misma calma que hace veinte años y no te pongas histerico,esto es una guerra,y en las guerras los mas debiles caen casi siempre los primeros.los mutates son personas y cada vez habra mas ,no son fruto de la casualidad ni del capricho sino de una instrumentalizacion consumista de miles de millones de euros,de miles de horas de mentes intentando inflar a otras mentes para someterlas,jesus decia que nadie toque a los niños ,hay muchas cosas en las que estoy endesacuerdo con alguien que supuestamente se dejo pinchar voluntariamente en un palo de madera ,pero esta maxima siempre me parecio digna de respeto.los mutantes no se te olvide son personas,niños oprimidos por el sistemas ,victimas ,victimas que con el tiempo sera verdugo.la guerra cuarta guerra mundial nunca existio dijo la señora putin….( selu h-5)
    un abrazo de tu amigo jose luis un mutante desde que nacio.

  5. Gustavo Montes

    ¿Todos eso decía yo hace 20 años? No hace falta que me respondas. Lo sigo diciendo. Pero, maticemos. Lo de formar a la gente a través de la televisión no sé si lo dije. Creo que no (ya sabes que no he crecido mucho desde entonces), pero de cualquier modo ahora no lo digo. No creo que la TV sirva para formar. Es una máquina (también el aparato de rayos X y el marcapasos) de entretenimiento. Sólo eso. La formación no se da a través de la Tv. Se da a través de otros medios: escuelas, institutos, facultades (si son públicas mejor). Es ahí donde se debe insistir e invertir. Invertir no sólo dinero (lo primero, claro, si no, no hay buenas intenciones que valgan), sino también en una pedagogía destinada a sentar las bases de un pensamiento crítico y activo. Pero la enseñanza no es suficiente para recuperar al niño mutante. Ésta debería ir acompañada con una intervención activa del entorno familiar (parezco un político, tío). Dejemos el moralismo ingenuo a un lado y a la TV para lo que sirve: entretener (el que busque otra cosa va listo) y exijamos el cumplimiento del derecho a la educación al gobierno de turno. Exijámosle una enseñanza pública de calidad desde los 0 años. Es decir, exijámosle que invierta en lo de todos. El gobierno de Zapatero parece haber iniciado esa línea que con el PP parecía perdida irremediablemente (aunque la Comunidad de Madrid es un paradigma de cómo beneficiar la enseñanza privada con fondos públicos). Mientras tanto, disfrutemos del espectáculo, amigo mutante desde que naciste.
    P.D.: Por cierto, el tal Jesús decía algo así como que dejásemos que los niños se acercaran a él, algo que han sabido aprovechar sus seguidores a lo largo de la historia para joder el desarrollo de cualquier pensamiento analítico, crítico, individual o diferente. Menos mal que andan en decadencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *