Como el soldado

Estándar

ATROZOS-SOLDADO-gustavo montes
En fin, ya pasó. Han sido unos días de nervios, de pruebas, de preparación, de trabajo. Anduve más inquieto que de costumbre. El tiempo se nos quedaba corto. Se nos escapaba. Pero ya. El primer pase de A trozos en la Sala Mirador ya fue. Y yo casi no la vi. Estaba en la cabina con Dani, pero no cabíamos. Así que salí y la oí mientras charlaba con Rubén, el técnico de la Mirador. Es curioso cómo uno puede seguir la obra por el sonido. A través de la voz de Georbis y de la entrada de los efectos sonoros. Más que verla, la sentí. Y quedé satisfecho. Moderadamente satisfecho. La sala no se llenó. Me sentí un poco como el SOLDADO de la obra que busca desesperadamente a su interlocutor con la luz de su linterna. Sin embargo, a diferencia de él, el feedback del público fue bastante esperanzador. No estaba solo. La obra crecerá con el paso de los días. Hoy será el segundo pase. Mañana el tercero… y el cuarto, y el quinto, hasta el domingo 20 de febrero. En fin, ya veremos. El próximo viernes vienen los de TVE a grabar un reportaje para el programa de teatro Mi reino por un caballo. Me vestiré de soldado. Es una metáfora, claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *