Semprún, ese escritor francés

Estándar

Me estoy dando un atracón de Semprún, ese escritor francés que fue ministro de cultura en España. Desde que leí hace años “Autobiografía de Federico Sánchez” no había vuelto a visitarlo. Supongo que la publicación de una reciente biografía me ha abierto de nuevo el apetito literario. He devorado en un par de días “Federico Sánchez se despide de ustedes”, un libro sobre su experiencia en el ministerio de cultura que salta al campo de concentración de Buchenwald -que lo marcó y marcó también su obra- hasta su infancia en Madrid, antes de que su familia se exiliase, primero en La Haya y después en París, o a sus días clandestinos como miembro del PCE en la España franquista. Esos saltos temporales son propios de su estilo, que me gusta. También están en “La escritura o la vida” y en “Adieu, vive clarté”, los libros con los que ando liado a la par (el último en francés). Me gusta la sensación de leerlo en francés. Habla de su infancia en Madrid, de su llegada al extranjero, de su decisión de hablar francés sin acento, lengua que finalmente utilizó en su trabajo literario. No sé por qué, desde pequeñito siempre quise ser yo también un escritor francés (Jo, he sentido un estremecimiento al confesar esto. A ver si alguno me va a crucificar ahora como a Fernando Trueba por aquello que dijo en la entrega del premio).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *